LA MARCA

ORÍGENES

Jean-Philippe DAYRAUT

DEVINCI no es sólo un vehículo; también es una experiencia única, un concepto.

 

En 2016, el primer coche DEVINCI fue imaginado, diseñado y construido por un hombre apasionado y discreto con una trayectoria vital extraordinaria, combinando una carrera como piloto profesional de carreras con la de diseñador-constructor.

 

Jean Philippe DAYRAUT es un autodidacta. Empezó a diseñar sus primeros vehículos a los 14 años.

 

Apasionado por la técnica, la mecánica, la competición y también por el arte, crea muchas esculturas y pinturas que nunca ha querido exhibir, vender o ni siquiera mostrar.

 

A la edad de 35 años, es el creador y fabricante de MITJET MOTORSPORT. Actualmente, más de 300 vehículos de competición de esta marca son conducidos por los mejores pilotos del mundo en los más prestigiosos circuitos.

DEVINCI

Filosofía, Estilo

En primer lugar, quería una línea atemporal, algo «chic», sencillo y natural que se acercara al origen del automóvil. Tanto en lo que hace a su diseño como a su conducción. También quería sentirme libre en contacto con la naturaleza y no verme encerrado en una caja.

 

Este vehículo es una escultura, un concepto, una experiencia única con un ADN de estilo «chic», placer, libertad y ecología.


El aspecto eléctrico fue algo que se reveló rápidamente como natural. Cuando se entiende la filosofía de este vehículo, sólo puede llevar este tipo de motorización. Especialmente ahora con el progreso de esta tecnología.


He tenido la oportunidad de conducir muchos vehículos excepcionales en la carretera o en competiciones, pero el placer al volante de un DEVINCI es único e incomparable. Personalmente, siento un gran placer al conducirlo y creo que esta es una emoción que muchos comparten.
Aunque su pilotaje es una experiencia excepcional, esta no es la filosofía del vehículo. Nos atrae el placer del objeto gracias a una sensación única de libertad.


Para mí es más que un vehículo. Lo creé como una escultura que incluye volúmenes, formas, geometrías, y por supuesto, color. Todo esto con un equilibrio del que soy responsable. Un equilibrio lleno de detalles.


Y, además, rueda.


¡No es posible controlarlo todo! Debemos atrevernos a elegir aquello que nos inspira, es mucho más fácil y natural. El arte sólo puede existir a partir de esta voluntad.


En mi caso, soy muy sensible a las formas y colores de ciertos objetos mecánicos. No me pregunten por qué.


Los propietarios de DEVINCI tienen una cierta sensibilidad artística, pero no son necesariamente apasionados de los coches. Esta sensibilidad suele ser el factor decisorio inicial. Pero en una segunda fase su DEVINCI les ofrece un placer inesperado y único.


Debido a mi trayectoria, mi experiencia como fabricante y como piloto de carreras, para mí era muy importante sentirme al volante de un vehículo vivo. Dotado con mi ADN, su pilotaje, que quería que fuera lo más natural posible, lo hace único.


Para que él o ella, al volante de un DEVINCI, en una magnífica carretera costera, de montaña o urbana, descubra algo diferente, deportivo, relajado y cómodo que siempre atraerá las miradas de quienes les rodean. Una actitud genial, sofisticada, original, de lujo sin ser ostentosa.


Los coches DEVINCI son vehículos eléctricos homologados, los más ecológicos de nuestro tiempo: 10Kw cada 100KM. Jean Philippe optimiza el consumo de energía tanto como es posible, trabajando a fondo con su equipo y sus socios, en una multitud de parámetros: peso, aerodinámica, fricción, transmisión, recuperación de energía. Se trata de un trabajo excepcional: el DEVINCI es sin duda el vehículo de 4 ruedas más ecológico aprobado para las carreteras del mundo.

JEAN-PHILIPPE DAYRAUT

EL TALLER

LA FABRICACIÓN

Descubra los secretos de la producción de los modelos Devinci

Cerrar menú